Please reload

ÚLTIMOS POST

Después del verano... Plan EnForma

 

Ya tenemos aquí Septiembre!! El mes de la vuelta al cole para unos, y la vuelta al gym para otros. Durante el verano nos concedemos ciertas licencias que se traducen en unos kilillos de más. Perder esos kilos es el motivo que impulsa a muchos a cuidar la alimentación y hacer ejercicio. No creo en la temporalidad de las dietas, sin embargo cada uno tiene su momento para iniciarse en una vida EnForma. Aquí te dejo unas pautas con las que además de bajar los kilos que has cogido en verano, vas a construir un estilo de vida que te haga sentirte bien los 365 días del año.

 

  1. DESCANSO: Durante el verano nuestros horarios se ven alterados, nos acostamos más tarde, mal dormimos a ratitos tirados en la playa... Recupera los buenos hábitos y acuéstate a una hora que te permita dormir entre 7-8 horas continuadas. Al principio es posible que te cueste conciliar el sueño, leer o escuchar música relajante te ayudará.

  2. OBJETIVOS: Las prisas no son buenas, de manera que a la hora de marcar tu objetivo maneja tiempos razonables. Recuerda que no buscamos resultados exprés, buscamos resultados duraderos. Marcar un objetivo demasiado exigente pude hacer que pierdas la ilusión. Manejar micro-objetivos será un buen aliciente para mantenerte motivado.

  3. CAMINA: Ve caminando al trabajo, a la compra o a la quedada con tus amigos. Andar te mantendrá activo durante todo el día, esta acción supone un importante incremento en tu gasto calórico diario. Además la actividad constante mantiene los niveles de glucosa en sangre estables lo que impide la acumulación de grasa.

  4. PLAN DE COMIDAS: Tener planificadas las 5 comidas que realizas al día impedirá que caigas en tentaciones. Comiendo cada 3 horas no llegarás a tener sensación de hambre, lo que facilita que lleves una alimentación consciente y manteniendo a raya la temida ansiedad.

  5. COME COMIDA: Huye de dietas que sustituyen comidas por batidos, no es más que puro marketing para vender los preparados. Someten al cuerpo a severas restricciones llevándolo al límite. Aunque en un primer momento parezca que cumple con tu objetivo de perder peso, a la larga lo recuperarás con creces y tu metabolismo se verá gravemente alterado.

  6. ALIMENTOS FRESCOS Y NATURALES: Evita productos elaborados, precocinados y opta por alimentos en su estado natural. Cocinando tu propia comida consigues controlar realmente lo que estás comiendo.

  7. COCINA SALUDABLE: La manera en la que elaboramos los alimentos cambia su valor nutricional. No es lo mismo comer un langostino rebozado y frito que tomarlo cocido o a la plancha. Por lo tanto cambia tu forma de cocinar, opta por métodos como la plancha, el horno, vapor, papillote…

  8. PLAN ENTRENO: Ir al gimnasio en función del tiempo libre que saques ese día, las ganas que tengas y sin saber muy bien qué rutina vas a seguir, es el error más común cuando alguien se inicia en la actividad. Asume un compromiso contigo mismo y marca en el calendario tus días de entrenamiento. Para que sea efectivo mi recomendación es que sea al menos 3 días por semana.

  9. CARDIO + PESAS: Rompe con el mito de que para perder peso hay que hacer mucho cardio. Tu rutina debe combinar trabajo cardiovascular y trabajo de fuerza.

  10. MOTIVATE: Mantener la ilusión inicial es la clave para dar continuidad a los nuevos hábitos. Valora cada avance haciendo un seguimiento de tus progresos. Lo puedes hacer de muchas maneras, por ejemplo anotando peso y medidas cada semana, haciéndote fotografías, escribiendo un diario de sensaciones…

 

Uno de mis lemas es, “El plan, es seguir el plan”. En mi libro Tu Plan EnForma, te explico paso a paso cómo diseñar un plan de alimentación y un plan de entrenamiento adaptado a los objetivos que persigues. Y si te apetece que lleve tu caso de forma personalizada, solicita información del servicio completando el FORMULARIO de CONTACTO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload