Please reload

ÚLTIMOS POST

Compensa los excesos y disfruta de una vida EnForma

 

Debemos asumir que es inviable cumplir  con una dieta perfecta al 100%. Nuestro día está lleno de eventos, imprevistos, tentaciones o simplemente el estrés, entre otros factores, provocan que en ocasiones rompas con la rutina. No te culpes, es normal... a esto me gusta acompañarlo de la frase "No es pecar, es vivir". Lo más importante es que los excesos no te lleven a abandonar los buenos hábitos, cuanto antes recuperes tu rutina EnForma mucho mejor. Será garantía de que sigues por el buen camino.

 

Compensar es la manera que tenemos de encontrar el equilibrio. Hay quien piensa que la solución está en saltarse una comida, estar el día siguiente comiendo piña o incluso en ayunas. Todas estas conductas lo único que consiguen es que se activen las alarmas en el organismo y comience a funcionar de forma irregular. Para equilibrar un exceso podemos jugar con dos variables, la alimentación y la actividad.

 

ALIMENTACIÓN

 

  • No encadenar excesos: Si sabes que has comido más de la cuenta no cometas el error de pensar… “como ya comí lo que no debía,  qué más da”.

  • Seguir el orden de comidas: El cuerpo sigue su funcionamiento y para que lo haga de manera regular debes cumplir con la rutina de comer cada 3 horas.

  • Plantos ligeros: Opta por alimentos y elaboraciones bajos en grasas. Las frituras estarán descartadas dando prioridad al horno y la plancha. Pescado blanco al horno con verduras es un buen ejemplo.

  • Controla la porción: Ya he comentado que no debes saltarte ninguna comida, pero como lo que estamos buscando es compensar un exceso tendrás que controlar la porción.

  • Bebe agua: Para mantenerte hidratado y eliminar limpiar toxinas, lleva una buena hidratación a base fundamentalmente de agua. Evita bebidas carbonatadas, azucaradas y alcohólicas.

 

ACTIVIDAD

 

  • Sesión cardio: Incluir una sesión de cardio de 45 min (trote ligero, bici, elíptica…), puede quemar unas 450/500 calorías. Un gasto importante, que sumado a la actividad diaria te ayudará a regular el diferencial entre calorías consumidas y gastadas.

  • Actividad en ayunas: Si el exceso ha sido en la cena la solución la buscaremos a primera hora del día siguiente. Camina en ayunas a paso ligero durante unos 45 minutos. Los niveles de glucógeno están bajos, de manera que será más fácil quedar la energía acumulada.

  • Entrenamientos HIIT: Es un sistema de entrenamiento que alterna cambios de intensidad. Genera calor residual, lo que favorece la quema de grasas posterior a la actividad. Realiza una sesión previa al evento o exceso, de esta manera el cuerpo puede consumir parte de esa energía extra.

 

Please reload