Please reload

ÚLTIMOS POST

Descanso activo

 

 

La primavera nos regala buena temperatura, días más largos y...  Yujuuuu Vacaciones!! Contamos con unos días de ocio que nos vendrán fenomenal para cargar las pilas. ¿Te has preguntado cómo afectará esto a tu rutina de entrenamiento??

 

Una de las frases que tengo por bandera es, "el plan es seguir el plan", y el descanso forma parte de ese plan. No te preocupes, estar una semana sin ir al gimnasio no tiene porqué arruinar todo el trabajo que has hecho, es más, puede servir de incentivo para evitar el estancamiento. 

 

DESCANSO ACTIVO

Lo primero es entender que descanso no es sinónimo de sedentarismo. Hay muchas maneras de desconectar y oxigenar cuerpo y mente sin necesidad de estar tirado en el sofá. Durante estos días disponemos de tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y así poder disfrutar de la actividad desde otro punto de vista.

 

"Enfoca el ejercicio como una forma de ocio"

 

Largos paseos, un partido de palas en la playa, unos largos en la piscina o una ruta en bici. Es el momento de descubrir actividades como el surf, el piragüismo, el padelsurf, multi-aventura entre árboles... En definitiva, actividades que normalmente no hacemos por falta de tiempo o de medios.

 

NO ES PECAR ES VIVIR

Sabemos que la alimentación juega un papel fundamental, pero no seas demasiado estricto, unas normas rígidas generan ansiedad. Aprovecha las vacaciones para concederte ciertas licencias y disfrutar de la gastronomía de la zona con tus familiares y amigos. Con ésto no quiero decir que comas hasta reventar, el sentido común no se va de vacaciones.

 

VUELTA A LA RUTINA

Aquí tienes unos cuántos tips que te harán el retorno más fácil.

 

  • No conviertas el descanso en abandono. Sé constante en tus objetivos, éstos días tan sólo han sido un paréntesis.

  • Si vuelves de viaje... Recoge las maletas antes de comenzar la semana. Dejar tareas pendientes se convertirá en una carga que te complicará cumplir con tu quehaceres habituales.

  • Retomar los horarios es esencial para volver a la rutina. Un buen comienzo es irte a la cama a una hora que te permita dormir entre 7-8 horas y así comenzar el día descansado.

  • Planifica tu día. Es posible que se haya acumulado algo de trabajo, además habrá alguna que otra tarea extra como por ejemplo, hacer la compra. No te agobies es cuestión de establecer unas prioridades.

  • Organiza tus 5 comidas y no dejes espacio a la improvisación

  • En el gimnasio no pretendas quemar todos los extras en un sólo día. Escucha a tu cuerpo, quizás necesita un día de adaptación antes de darle mucha caña.

 

 

Tenemos por delante unos meses estupendos para ponernos las pilas de cara al verano, aprovecha la primavera para comenzar a hacer ejercicio y organizar tu alimentación. Aquí te dejo el enlace por si estás interesado en el PLAN TRAINING & PLAN FOOD.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload