Please reload

ÚLTIMOS POST

Postre el punto y final

¿Qué se te viene a la cabeza si te digo la palabra postre? Seguramente algo dulce... A mí también!! Y he dicho, por curiosidad voy a mirar en la RAE su definición. Parece ser que la palabra en sus orígenes significa "al fin", "a lo último", "en último lugar"... Y asociado a un alimento añaden que generalmente se trata de algo dulce.

 

¿Es necesario terminar de comer con algo dulce?

Necesidad real no hay. Tomar postre para dar por terminada la comida tiene una importante carga cultural, se trata de un hábito que adquirimos desde niños. Por otro lado, es cierto que existen factores como ingerir demasiados carbohidratos, desajustes en los ciclos de alimentación o el déficit de serotonina, que pueden provocar que sintamos ganas de comer dulce a pesar de sentirnos saciados. Además, desde un punto de vista más emocional, se utiliza para recompensar carencias emocionales o situaciones de estrés.

 

¿Comer postre engorda?

Contestar de manera escueta con un sí o con un no, sería falsear la verdad, hay mucho que matizar en este tema. Como ya he dicho en otras ocasiones, ningún alimento por sí solo engorda o adelgaza. En el caso del postre aún menos, ya el concepto "postre" abarca muchos ingredientes y elaboraciones.

 

Punto y final

Como explicaba antes, no es necesario incluir postre. Pero la existencia de un hábito que ponga el punto y final a la comida, cierra la puerta a seguir picoteando. Así que vamos a ver cuales son las mejores opciones:

 

  • Fruta: Todo un clásico!! En general las frutas tienen bajo aporte calórico y son ricas en vitaminas, así que ayudarán a complementar nutricionalmente el menú sin que suponga una bomba energética. Lo ideal es consumirla sin procesar.

  • Lácteos desgrasados: Yogur desnatado o queso batido 0%, aderezados con edulcorante, canela u endulzantes naturales como la stevia, pueden ser un postre en sí mismo o un ingrediente de un postre más elaborado.

  • Infusiones: Algunos no lo consideran postre, pero igualmente sirve para concluir la comida. Es una opción perfecta si la comida ha sido contundente.

  • Postres ligeros: En su elaboración se emplean ingredientes bajos en grasas y sin azúcares añadidos. Además de frutas y lácteos desgrasados hay otros ingredientes como la gelatina o la clara de huevo que apenas sumarán calorías.

  • Chocolate negro: Algunos se extrañarán, pero si eres un fan de chocolate te gustará saber que no pasa nada porque tomes una onza de chocolate negro como borche final a la comida. 

 

Por otro lado voy a mencionar los ingredientes que habría que sustituir por otros más ligeros, o al menos controlar su consumo: Nata, mantequilla, azúcar, yema de huevo, leche condensada, harina refinada, queso, chocolate, aceite...

 

Mis recomendaciones

Es inevitable!! Hay postres que son más calóricos, y por supuesto la idea es disfrutar de los manjares de la vida. Así que llegado el momento de concederte el capricho, cuida la porción. Además, estaría bien que lo compensaras no excediéndote con el resto de la comida... Cobra sentido la frase: "Voy a dejar sitio para el postre".

 

El postre tiene su hueco en tu plan EnForma!! Si estás interesado en un plan adaptado a tus objetivos, requerimientos, intolerancias... junto con tu plan de entrenamiento, puedes solicitar información en este enlace > AQUÍ <

 

Please reload