Please reload

ÚLTIMOS POST

Tu plan EnForma para el 2018

Después de los excesos navideños los remordimientos de conciencia alzan su voz. Con el año nuevo nos planteamos cómo podemos mejorar nuestra vida y en base a ello nos marcamos objetivos. Uno de los propósitos más recurrentes es llevar una vida más saludable. Sin embargo, hablar de vida saludable es una idea muy general que no consigue identificar bien los cambios a incorporar. Establecer objetivos más concretos y al lado aquellas medidas que vas a tomar te ayudará a avanzar en tu empeño.

 

Puede que planificar no resulte atractivo, es más motivador arrancar directamente con la acción, pero créeme si te digo que es la garantía del éxito. Sé realista con el tiempo del que dispones, los medios, con tu implicación y todos aquellos factores que de una u otra manera pueda alterar tu plan. El objetivo tiene que ser alcanzable a la par que retador.

 

Voy a poner algunos ejemplos de objetivos y la acción que debemos tomar para alcanzarlos.

 

* Hacer un desayuno completo > Prepara la noche anterior todo aquello que vas a necesitar y levántate media hora antes. Te permitirá disfrutar de uno de los momentos más placenteros del día y te cargará de energía para afrontar tu actividad.

 

* Cumplir con 5 comidas diarias > Comiendo cada 3 horas serás capaz de controlar el apetito y así tomar mejores decisiones sobre aquello que comes. Llevar contigo el almuerzo, la merienda o la comida, si la haces fuera de casa, te ayudará a cumplir con tu rutina de alimentación.

 

* Beber agua a lo largo del día > Una botellita de agua allá donde vayas para cumplir con el objetivo.

 

* Reducir la ración de pan > Separa la ración de pan que vas a comer en cada comida para no andar picoteando.

 

* Comer más fruta > Aprovecha los snack de media mañana y media tarde para tomar algo de fruta. El desayuno también es un buen momento, incluso en ensaladas puedes incluir algo de fruta.

 

* Caminar 1 hora al día > Ve caminando al trabajo y de vuelta opta por darte un paseo antes de meterte en casa.

 

* Entrenar 3 días a la semana > Caminar está muy bien, pero cuando tenemos un objetivo muy definido quizás no sea suficiente. Establece un mínimo de 3 días a la semana para llevar un plan de entrenamiento que contemple tanto la parte cardiovascular como de tonificación. Insisto en que es importante que te comprometas con ello y no faltes a la primera de cambio.

 

* Fin de semana activo > Lo del soffing un ratito el fin de semana es aceptable, pero no vamos a pasarnos dos días tirados a la bartola. Así que aprovecha éstos días para hacer actividades con los amigos y/o la familia. Una ruta, patinaje, esquí, baloncesto, tenis...

 

* Dormir entre 7/8 horas al día. Marca una hora para irte a la cama. Si eres de los que te cuesta coger el sueño dedica los últimos 30 minutos del día a leer y olvídate de los aparatos electrónicos.

 

No hace falta que cambies tu rutina de golpe, puedes hacerlo de forma progresiva, de esta manera tendrás tiempo para adaptarte. Si tienes un objetivo necesitas un plan, así que coge papel y boli y dedica un poco de tiempo a diseñar tu plan. Si estás interesado en que sea yo la que diseñe el plan de alimentación y entrenamiento que se adapte a tus objetivos solicita información en éste enlace. >AQUÍ<

 

 

Please reload