Please reload

ÚLTIMOS POST

Estar a dieta

 

GRACIAS!! Daros las gracias por vuestras palabras, son la mayor de las recompensas!! Después de leer los mails de seguimiento que me envían mis clientes quiero decir públicamente que estoy muy orgullosa de ellos. Sé que ésto les motivará aún más, a ellos y a todos los que me seguís, porque sois muchos los que me enviáis mensajes contándome que mis publicaciones os están sirviendo para cambiar de hábitos y estáis consiguiendo avances que no podías ni imaginar. Y encima disfrutáis!! Si es que sois la leche!! Os animo a seguir así, porque de verdad, merece la pena. 

 

Estar a dieta, tres palabras que pueden convertirse en un castigo. Yo  creo que el problema está en el concepto que aplicamos a la palabra DIETA.  En realidad hace referencia al tipo de alimentación que cada uno de nosotros llevamos, es decir, todos más o menos saludable tenemos nuestra propia dieta. Lo que ocurre es que normalmente "estar a dieta" se asocia a un plan de alimentación muy restrictivo y estricto, acotado en el tiempo que busca un objetivo muy concreto. Lo que yo propongo es un estilo de vida que te permita verte y sentirte bien, estar saludable, disfrutar de la comida y que a su vez sea compatible con la actividad diaria y los eventos que vayan surgiendo. Es cierto que adoptar nuevas rutinas de vida lleva algo de tiempo, requiere de constancia y compromiso contigo, pero una vez forme parte de ti ya no supondrá ningún esfuerzo.

 

De nada sirve lograr tu objetivo si al poco vuelves a estar como antes o incluso peor. El efecto rebote no un falso mito, es una verdad como un castillo!! No sé si lo has experimentado alguna vez, pero si no es así estoy segura de que no te costará encontrar algún ejemplo a tu alrededor. Esa amiga que de repente baja un montón de kilos y en nada los recupera con alguno extra. Qué hacer en esos casos??? Otra dieta milagro, nooooo.., por favor!! No empeores las cosas. En algún momento tienes que coger las riendas de la situación. El cambio va más allá, es más que ver bajar el numerito que marca la báscula. Mejora tus hábitos, no sólo en la alimentación, sino también la forma en la que te desenvuelves y planteas tu día. Con el tiempo no sólo bajará el numerito de la báscula (que como ya he comentado en otras ocasiones no es lo más importante), además mejorarán tus sensaciones, tu aspecto y tu estado de salud. Cuando hablo de tiempo, no estoy hablando de una eternidad, los cambios enseguida se hacen evidentes. Y lo sé, lo sé porque con mis clientes lo experimento a diario, no más de una semana y ya se notan diferentes.

 

Hacer dieta, dicho así me hace daño a los oídos. No se trata de seguir a pies juntillas un menú. Si ésto lo está leyendo alguno de mis clientes dirá: "Jefa, yo sigo el plan a pies juntillas" jajaja...  A ver, claro que marco su menú, pero lo más interesante del proceso es que todos aprenden que comiendo variado y proporcionado, llevando una vida activa y ordenada se puede lograr los objetivos sin necesidad de pasarlo mal, sin pasar hambre ni tener ansiedad. Se trata de adquirir buenas rutinas que tú mismo seas capaz de mantener sin necesidad de estar permanentemente supervisado. Disfruta del camino, valora cada avance sin obsesionarte con el objetivo final. >INFO PLAN PERSONAL<

 

Y como me gusta que en cada entrada encontréis información útil, paso a contaros los principales errores a la hora de diseñar una dieta, los problemas de las dietas milagro y qué tener en cuenta a la hora de cambiar de hábitos.

 

ERRORES EN LAS DIETAS

  • Saltarse comidas

  • Eliminar carbohidratos y/o grasas buenas

  • Reducir drásticamente las calorías

  • Sustituir comida por preparados

  • Abusar de productos light

  • Reducir la alimentación al consumo de unos pocos alimentos

 

PROBLEMAS DE UNA DIETA MILAGRO

  • Ansiedad

  • Hambre

  • Efecto rebote

  • Aburrimiento

  • Alteraciones metabólicas

  • Obsesión

  • Frustración

  • Limitan tus relaciones sociales

  • Mal humor

  • Cansancio

  • Pérdida de masa muscular

  • Flacidez

  • Alteran la capacidad reproductiva

 

QUÉ DEBO SABER PARA CAMBIAR DE HÁBITOS

 

Conoce tu cuerpo: Hay datos que no puedes pasar por alto, uno de los más importantes es el metabolismo basal, las calorías que gasta tu cuerpo en estado de reposo. También es interesante saber tu porcentaje de grasa, masa muscular y agua, te ayudará a hacer un buen seguimiento. El peso también es relevante, pero insisto no es el único dato a tener en cuenta. Intolerancias y alergias si las hubiera. Tus gustos, como he dicho hay que disfrutar de uno de los mayores placeres de la vida. Así que siempre desde una mentalidad abierta al cambio y a probar e incorporar nuevos alimentos en tu dieta, agradecerás incluir alimentos que te gusten especialmente.

 

Define tu objetivo: No vas a ningún sitio si no sabes dónde quieres llegar. Establece tu objetivo y maneja unos tiempos sensatos. Haz seguimiento de tus avances, pero no lo hagas a diario, no es cuestión de obsesionarte. Una vez a la semana será suficiente.

 

Disponibilidad y disposición: Tienes que poder llevar tu plan a cabo. Cada uno tiene unas obligaciones, horarios, medios... Ten en cuenta todo ello y sé realista. Por otro lado está tu disposición, qué estás dispuesto a hacer para cumplir con tu objetivo. Porque querer algo no es lo mismo que estar dispuesto a hacer todo lo necesario para alcanzarlo. Para obtener un cambio, hay que cambiar.

 

Si para arrancar este nuevo estilo de vida necesitas de ayuda y asesoramiento personalizado te dejo mi contacto. Aquí podrás solicitar información sobre el plan de alimentación y también del entrenamiento. Al lío!! >CONTACTO<

Please reload