Please reload

ÚLTIMOS POST

Adelgazar después de Navidad

 

Estos días nos bombardean con productos adelgazantes y dietas exprés para perder los kilos ganados en navidad. Adelgazar es uno de los retos que más se repiten cada año y para afrontarlo no es necesario, ni aconsejable, someterse a un plan de choque cada mes de enero. Si quieres cambiar tu físico y mejorar tus sensaciones tienes que actuar sobre tus rutinas. En otras palabras...

 

"Si quieres un cambio, tienes que cambiar"

 

Cuando alguien me escribe interesado en las planificaciones y empieza poniendo sus condiciones... malo!! Es que a mí me gusta, es que no me gusta, es que estoy acostumbrado, es que me cuesta, es que no tengo tiempo, es que... Es que... Nada!! Esto no es obligatorio, es una decisión personal y hay que ser consecuente. Tengo que decir que no conozco a nadie que se arrepienta de dar el paso hacia una vida más saludable. De hecho, si hay algo en lo que coinciden mis clientes es que es una de las mejores decisiones que han tomado en su vida.

 

Se trata tener voluntad real de adquirir hábitos de vida que te hagan sentir mejor, más enérgico y saludable, y a base de constancia llegarán los logros para quedarse. Y con esto no quiero decir que sea algo complicado, que requiera de sufrimiento y sacrificio. Para nada... Cambia el chip!! Porque la idea que nos han metido en la cabeza de que para adelgazar hay que comer poco, soso o deslavado, es totalmente falsa. Bueno... Y luego está la otra moda que nos quiere convencer, mejor dicho VENDER, que alimentarnos a base de batidos es saludable y rico. JA-JA-JA... Anda ya!!! Lo que quieren es saquearnos la cartera para que estemos toda la vida consumiendo sus productos. Desde luego resulta mucho más interesante aprender a llevar una alimentación equilibrada, variada, proporcionada y flexible. Sí, también tiene que ser flexible! Someterse a reglas estrictas solo genera ansiedad. Además hay que tener en cuenta que la vida está llena de imprevistos y eventos sociales de los que tenemos que disfrutar.

 

Pero bueno, vamos a definir un poco más el objetivo que nos trae por la calle de la amargura en éstas fechas, adelgazar. Es interesante detallar objetivos más concretos para saber cómo actuar. Ahí van algunos ejemplos:

 

- Hacer algo más de ejercicio: Caminar más a lo largo de día, incluir sesiones de entrenamiento especifico (al menos 3 días por semana), aprovechar el fin de semana para hacer actividades al aire libre...

 

- Más organizado con las comidas: Sentarme a planificar mi menú para la semana que viene y hacer la compra con tiempo.

 

-Una cesta más saludable: Chequear el etiquetado para hacer buenas elecciones, evitar los precocinados y alimentos ultra procesados, cocinar mi comida...

 

- Cumplir con un horarios de descanso: El móvil en modo avión 1 hora antes de dormir, unas páginas de lectura antes de ir a la cama, no más de un capítulo de esa serie a la que estás enganchado...

 

- No picotear: Cumplir con las 5-6 comidas planificadas (desayuno, almuerzo, comida, merienda, cenas y en algún caso, re-cena)

 

- Beber más agua: Llevar siempre una botellita de agua contigo.

 

Dedica unos minutos a analizar tu rutina, estoy segura de que sabrás identificar aquello que te ha llevado a ese punto. Aplica el sentido común y ve aplicando algunos de los cambios que hemos comentado. Una cosa... Tropezar está permitido, caer no. Persiste en tu objetivo!!

 

Si para iniciar este camino necesitas asesoramiento personal no dudes en solicitar información sobre el servicio PLAN FOOD / PLAN TRAINING / PACK COMPLETO

Please reload