Please reload

ÚLTIMOS POST

Calorías, macros y balance energético

 

La materia ni se crea ni se destruye, se transforma. En alimentación utilizamos las calorías para cuantificar la energía que nos aporta un alimento y que posteriormente el organismo utilizará como combustible para llevar a cabo sus funciones y su actividad. Hablar solo de calorías es simplificar bastante, ya que para vivir no solo necesitamos energía, también necesitamos nutrientes. Aún así lo cierto es que es un dato a tener en cuenta para balancear los aportes energéticos en función del objetivo. Hoy os amplio información sobre: las calorías, los macros y el balance energético.

 

Puede resultar abrumador y algo obsesivo querer controlar al milímetro las calorías que ingieres y las que quemas. No hay que volverse loco, el sentido común es la mejor regla que puedes aplicar. Lo importante es la tendencia, no hacer un exceso un día puntual.

 

 

CALORÍAS

Al principio tendrás que prestar más atención al detalle nutricional, pero con el tiempo identificar alimentos y hacer una valoración será sencillo. Verás que en el etiquetado aparece el valor calórico por 100g de producto. Además desglosan en carbohidratos (de los cuales especifican los azúcares), proteína y grasas (de las cuales especifican las saturadas). El aporte energético cada nutriente es:

 

  • Proteína, 4 calorías/gramo.

  • Carbohidrato, 4 calorías/gramo.

  • Grasa, 9 calorías/gramo.

 

Un alimento con muchas calorías no necesariamente es malo, al igual que uno con pocas no tiene porqué ser bueno. Ejemplo:

 

  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE): Tiene una densidad calórica muy alta, 900cal/100g. Sin embargo es necesario incluir a diario una cantidad moderada de grasa insaturada de las cuales el AOVE es nuestro alimento estrella.

  • Bebidas light o cero: Aunque sean prácticamente acalóricas no conviene incluirlas en nuestra dieta. Contienen gas y polialcoholes, su potente sabor dulce puede alterar el funcionamiento del organismo llegando a producir diabetes. Además condiciona tus elecciones hacia alimentos dulces.

 

Cuando hagas la valoración debes tener en cuenta el tipo de alimento que estás analizando y compararlo con otros similares, eso te ayudará a tomar una buena decisión.

 

MACRONUTRIENTES

Cada macronutriente tiene una función en el organismo, no todas las calorías se gestionan de la misma manera. Una alimentación equilibrada aporta calorías de diferentes tipos y en ningún caso excluye un macronutriente. Del total de las calorías ingeridas el porcentaje de cada macro dependerá del objetivo. Por ejemplo:

 

  • Una persona con mucho desgaste necesitará aportar más hidratos de carbono, ya que su función es energética.

  • Una persona que quiera ganar masa muscular aumentará sus aportes de proteína, ya que su función es estructural.

 

Las grasas son necesarias incluso cuando tu objetivo es adelgazar. Siempre optaremos por grasas poliinsaturadas e insaturadas. Frutos secos, AOVE, pescado azul, semillas o frutas como el aguacate. Cada gramo aporta 9 calorías, así que sé moderado con las cantidades.

 

BALANCE ENERGÉTICO

El balance energético es la diferencia entre las calorías ingeridas y las gastadas. Independientemente de la procedencia de las calorías, si la tendencia es la de acumular excedente calórico día tras día vas a engordar, de lo contrario adelgazarás. El balance energético negativo no debe ser muy agudo, podría afectar a tu rendimiento y a tu salud.

 

El organismo necesita energía para realizar sus funciones vitales, es lo que llamamos metabolismo basal. Este desgaste de dependerá de cada persona, influye: género, edad, altura, masa muscular, genética y equilibro hormonal. En general el metabolismo basal es lo que más energía requiere al cabo del día. Por otro lado necesitas energía para desarrollar tu actividad cotidiana: desplazarte, hacer la compra, vestirte, trabajar, tareas del hogar... Y el tercer punto sería el entrenamiento, sesiones de ejercicio específico que iremos diseñando en función del objetivo.

 

Tu alimentación y estilo de vida es una responsabilidad de la que no puedes huir, entre otras cosas porque el primero que vas a sufrir las consecuencias eres tu mismo.

 

Sea cual sea tu punto de partida puedes alcanzar tu objetivo, simplemente será cuestión de tiempo. Te animo a que revises si la tendencia que llevas y pongas orden en tu alimentación y estilo de vida si fuese necesario. Cuidarse por estética es solo uno de los motivos. Quizás sea el que te ha empujado a dar el paso, pero tengo que decir que la salud y la vitalidad son los logros más importantes.

 

Un plan personal tiene en cuenta cada uno de los puntos que he ido desarrollando. Te dejo mi contacto, aquí puedes solicitar información sobre el servicio de planificación personalizada que llevo con mis clientes: SOLICITAR INFO PLAN PERSONAL

 

Please reload