Please reload

ÚLTIMOS POST

Eliminar grasa localizada

 

Con lo bien que funciona el famoso lavavajillas eliminando la grasa más traicionera de la cazuela y lo difícil que se hace quitarnos la grasa de determinadas zonas de nuestro body. 

 

Hay zonas especialmente sensibles a la acumulación de grasa: cintura, abdomen, cartucheras, cara interior del muslo, cara interior del brazo... En relación a esto te preguntarás si es posible eliminar grasa de forma localizada. Ojalá fuese tan sencillo quitar de aquí y poner allá, pero lamentablemente no es así, no es posible reducir grasa de forma localizada. Así que los que piensan que para eliminar la grasa abdominal se tienen que matar a hacer abdominales que abandonen la idea.

 

Para reducir los depósitos de grasa primero debemos detectar aquello que nos lleva a almacenarla, y así abandonar esos malos hábitos. Varios son los factores que influyen en la acumulación de grasa, algunos se escapan a nuestro control como son el sexo, la edad, o si tuviéramos que tomar algún tipo de medicamento. Otros factores están relacionados con el estilo de vida, y sobre ellos podemos actuar. Principalmente almacenamos grasa por tres razones:

 

  1. Por ingerir más calorías de las que gastamos con nuestra actividad. Sobrealimentación y sedentarismo.

  2. Por llevar una alimentación pobre que obliga al organismo a intentar reservar energía para afrontar carencias. Dieta hipocalórica extrema continuada en el tiempo.

  3. Estrés y desajustes en los horarios de sueño, unido a otros factores también favorecen la acumulación de grasa.

Como puedes ver la alimentación juega un papel fundamental. Tanto los excesos alimenticios como las carencias obligan a nuestro cuerpo a almacenar energía en forma de grasa. Por este motivo el equilibrio entre lo que comemos y la actividad marcará nuestra composición coorporal (porcentaje de grasa, porcentaje de masa muscular, líquidos...)

 

Ya lo dice la ley física: "La materia, ni se crea, ni se destruye, se transforma". Queda claro que el excedente calórico hace que almacenemos energía, de manera que buscaremos un balance energético negativo contrarrestando la ingesta de alimentos con actividad. El ejercicio cardiovascular combinado con trabajo muscular, fomenta la queda calórica y activa el metabolismo. Los entrenamientos HIIT también favorecen la quema de grasa. No es necesario que el ejercicio sea específico de la zona a tratar, lo que buscamos es una alta combustión calórica. Con ejercicios específicos estarás actuando sobre la musculatura de esa zona, no sobre la grasa que la recubre. Es decir, servirá para tonificar y dar forma al músculo pero no para reducir grasa localizada.

 

En periodos de estrés se ve alterado el funcionamiento hormonal, esto afecta directamente a la manera de gestionar la energía. Lo mismo ocurre con desajustes en los horarios de sueño, mientras descansamos tiene lugar funciones vitales en el organismo. Llevar una vida ordenada mejora la actividad metabólica.

 

Hay tratamientos que prometen reducir grasa localizada aplicando cremas. Este tipo de productos pueden ayudar a disolver esa grasa, pero en ningún caso será efectivo si no se combina con una buena alimentación y vida activa.

 

Que no te entren las prisas, se constante y con toda seguridad conseguirás reducir la grasa almacenada en tu cuerpo. Si tienes interés en que yo misma diseñe tu plan de alimentación y entrenamiento adaptado a tu caso, solicita información del servicio >AQUÍ<

 

Please reload