Please reload

ÚLTIMOS POST

Por qué te cuesta adelgazar

 

Vivimos en una sociedad en la que por un lado se nos empuja a comer alimentos hipercalóricos y porciones XXL, y por otro crece el mercado de productos adelgazantes y sustitutivos de comida. El marketing lo invade absolutamente todo, llega un momento en que se hace difícil saber si el método que hemos elegido para corregir nuestro peso es el correcto.

 

Cuando recibo vuestros emails muchos me comentáis que tenéis la sensación de estar haciendo las cosas bien, sin embargo no obtenéis resultado. La principal razón por la que no adelgazamos es porque hay un exceso de calorías. Sin embargo quedarnos solo con la idea de que comer mucho engorda es simplificar demasiado, es interesante saber qué otros motivos provocan ese excedente.

 

Parece que la teoría todos nos la sabemos, pero en la puesta en marcha hay errores que se repiten. ¿Porqué te cuesta adelgazar?

 

PRODUCTOS MILAGRO

Uno de los grandes errores es confiar en productos milagro para conseguir nuestro objetivo. Resulta tentadora la promesa de lograr bajar de peso rápidamente y sin esfuerzo, pero es importante que mantengas la cordura y tengas presente que si quieres un cambio tienes que cambiar. Somos reflejo de nuestros hábitos de vida, no se trata de consumir un determinado producto sino de adquirir rutinas que puedas mantener en el tiempo.

 

BUENOS Y MALOS

La tendencia de etiquetar alimentos como buenos y malos nos empuja a consumir sin medida unos y erradicar de la dieta otros. Hay alimentos que por sus propiedades resultan especialmente interesantes, pero todo tiene que estar ligado a una porción y una frecuencia de consumo. Hay modas que demonizan algunos alimentos o grupo de alimentos, esto puede provocar carencias nutricionales y alteraciones metabólicas. Un alimento etiquetado como "bueno" no convierte la dieta en saludable, es necesario hacer una valoración más amplia.

 

LAS BEBIDAS SUMAN

Se suele poner el foco en lo que comemos y la gente se olvida que, exceptuando el agua, las bebidas también suman calorías. Todos tenemos claro que el alcohol y los refrescos suponen un importante impacto en la dieta, sin embargo, cuando hablamos de refrescos en su versión "zero"  aparecen algunos defensores que lo contemplan como una buena opción. Este tipo de bebidas aunque sean acalóricas tienen un sabor dulce que te predispone a consumir alimentos ricos en azúcar.

 

Por otro lado está la moda de triturar todos aquellos alimentos etiquetados como "buenos". Para llenar un vaso necesitaremos varias piezas de fruta/verdura, y ya hemos visto que aunque sobre el papel sean alimentos sanos el exceso supondrá un desequilibrio. Además, al cambiar el estado del alimento a líquido los azúcares se concentran alterando la manera en que nuestro organismo gestiona su energía. Los líquidos tienen una capacidad de saciedad muy limitada, es más, en ocasiones su alto contenido en azúcares activan el apetito.

 

RECOMPENSAS QUE DESCOMPENSAS

Romper con la dieta y concederte algún capricho tiene importantes beneficios, sirve de revulsivo para que no se produzca el estancamiento. Las recompensas deben ser esporádicas y razonables. Sé consecuente con tus propósitos y no utilices la frase "me lo he ganado" para dar rienda suelta a todos tus caprichos.

 

ESTRÉS & FALTA DE DESCANSO

En otras ocasiones os he hablado del equilibrio hormonal. El estrés y la falta de descanso rompe ese delicado equilibrio afectando a funciones básicas como el almacenamiento de grasas y la regulación de la sensación de hambre y saciedad.

 

Son solo algunos de los motivos que te impiden adelgazar, pero no los únicos... Si necesitas un estudio de tu caso y estás interesado en las planificaciones personalizadas, puedes solicitar información aquí: > PLAN FOOD > PLAN TRAINING > PACK COMPLETO

 

 

 

 

 

Please reload