Please reload

ÚLTIMOS POST

Las claves para salir del estancamiento

 

 

Cuidas tu alimentación para que haya déficit calórico, lo compaginas con entrenamiento y un día la balanza decide no moverse. ¿Qué está fallando? ¿Porqué si al principio has bajado peso siguiendo esa rutina, ahora no funciona?

 

Te encuentras en un momento crucial. El estancamiento puede generar frustración, desmotivación y finalmente llevarte al abandono. Mantén la calma!! La pérdida de peso no es lineal, la fase de adaptación forma parte del proceso. Cada caso tiene sus peculiaridades, antes de tomar una decisión conviene analizar qué te ha llevado hasta ahí.

 

ROMPE CON LA RUTINA

El organismo tiende a adaptarse a la situación, esto no es malo. Gracias a esta capacidad para evolucionar hemos llegado a nuestros días, así que vamos a aprovecharlo en nuestro favor. Para salir del estancamiento necesitamos nuevos estímulos.

 

Dieta

La receta por excelencia para adelgazar es disminuir las calorías que aportamos con la dieta. Lo he comentado en otras ocasiones... Cuando el balance negativo es demasiado radical y se mantiene en el tiempo, el organismo intenta compensarlo quemando menos calorías, esto frena el ritmo de pérdida de peso. Restringir aún más las calorías puede comprometer tu salud. Para despertar el metabolismo rompe con el déficit calórico una vez por semana, permite que el diferencial calórico sea positivo. Simplificando, sé ordenado y cuidadoso entre semana y algo más flexible el fin de semana.

 

Entrenamiento

La rutina de entrenamiento tiene que ir evolucionando con nuestros avances. Evita repetir sistemáticamente el mismo plan. No necesitas modificar la rutina por completo cada semana, pero sí puedes modular algunas de las variables del entrenamiento: Cambios de intensidad, cargas, tiempos, diferentes actividades cardiovasculares, días de entrenamiento...

 

DESAJUSTES HORMONALES

Las hormonas regulan funciones básicas e intervienen directamente en el proceso de adelgazamiento. Nuestros hábitos alteran el equilibrio hormonal por eso conviene valorar si estamos descansando lo suficiente, si estamos sometidos a estrés y tomar medidas en caso afirmativo. En el caso de las mujeres, valora el momento del ciclo menstrual en el que te encuentras, posibilidad de embarazo o desajustes debido a la menopausia.

 

GANANCIA MUSCULAR

Si solamente tomas como referencia el peso que marca la báscula puedes estar progresando sin darte cuenta. Se puede producir a la vez reducción de grasa y ganancia muscular, y esto no se refleja en el peso. En otras entradas os explicaba que la masa muscular tiene más densidad que la grasa, para que todos nos entendamos... Pesa más. Así que quizás hayas bajado de volumen y el peso se mantenga estable.

 

Además de todo lo que he comentado, voy a añadir que para hacer seguimiento del peso deberías seguir siempre el mismo patrón (día de la semana, ropa, hora). El peso es una variable que puede cambiar a diario y no ser para nada significativo, así que te recomendaría que lo hicieras cada semana y analizaras la tendencia.

 

Los planes de entrenamiento y alimentación tienen que estar adaptados a la persona y a su evolución, por eso es tan importante llevar un seguimiento. En mis planificaciones lo tengo muy en cuenta y cada semana hago valoración y aplico los ajustes necesarios. Si estás interesado en que lleve tu caso puedes solicitar información en el enlace que te dejo a continuación: PLAN ALIMENTACIÓN / PLAN ENTRENAMIENTO / PACK COMPLETO.

 

 

Please reload